Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘historia’

El joven Príncipe tomó una rosa al azar de entre los adornos del banquete. A su alrededor los sirvientes, atareados como hormigas, iban componiendo el decorado para la fiesta de cumpleaños del rey. El Mayordomo, un viejo eunuco armenio, daba ordenes con su voz chillona, como un general a sus tropas, para hacer desfilar con gracia cósmica aquel caos de sedas, flores, bailarinas, divanes, malabaristas, mesas, magos y bandejas bruñidas.

Buscando el lugar de la cita dentro de los cármenes donde iba a celebrarse el evento, el Príncipe -blandiendo la rosa como una espada contra un rival invisible- se internó en el dédalo de setos y jazmines trepadores. En una umbría fuente, a la hora convenida, lo esperaba el Poeta.

– Deseo una elegía. Unas palabras para la muerte de mi padre. Ha de ser grandiosa. Digna de aquel que me ha engendrado

-Pero, mi señor, vuestro padre (las bendiciones sean con él) está vivo y goza de buena salud.

-Nunca se sabe cuándo y dónde te espera el Ángel de la Muerte… -aspiró el tenue aroma de la rosa, y la tiró a los pies del Poeta como única promesa de pago.

Se alejó de allí, ignorando la mirada -que iba pasando de la extrañeza al terror- del Poeta. Su mente solo podía pensar en los ojos del Gran Visir, brillando como ascuas en la oscuridad de la habitación de una posada perdida, mientras le relataba los detalles del plan, a la par que le mostraba el pequeño frasco de cristal que había mandado traer del otro lado de la Ruta de las Especias. Él mismo -esa noche, durante la larga cena- untaría aquel veneno en los labios de la favorita de su padre. Ella sería la daga (asesina y suicida a un tiempo), para cometer el magnicidio.

Al alba, todo sería suyo al fin. Como pago por el poder, solo habría de sacrificar una amante y leer con voz quebrada durante el funeral, ante las familias nobles y los generales mercenarios, la sentida elegía que acababa de encargar . Él haría su papel de amante hijo por última vez, mientras enterraban al viejo rey en la Historia.

Anuncios

Read Full Post »